Imprimir

Experiencia en la excelencia

 

Solucion@ de la mano de varios de sus miembros, ha participado en el evento organizado por;   Butts Associates Conflict Management & Dispute Resolution  Squire Patton Boggs,  Instituciones para la Difusión de la Mediación (IDM) y GEMME;precisamente tuvimos ocasión de saludar y dar la enhorabuena a D. Luis Aurelio González recientemente nombrado presidente de GEMME.

 

La ponencia  “Casos reales de cómo las empresas utilizan la mediación en Estados Unidos”  de  Craig Woods,  recogía su experiencia de más de 25 años usando la mediación en litigios.

Podemos destacar algunas enseñanzas que pueden ser útiles para el actual momento de la mediación en España:

El gran motor de la mediación han sido los Jueces. El rápido crecimiento de la mediación en EE.UU. , contó con la integración en el proceso judicial.  También la colaboración de los abogados y finalmente la de los clientes.

En la mayor parte de los Tribunales, la mediación es obligatoria, o al menos, aún no siéndolo, se hacen. Son muchos los jueces que por el peculiar papel del Juez en el sistema incluso realizan ellos mismos mediaciones. Aunque no se penalice a quien no acuda a mediación, si esperan que hagan alguna forma de mediación antes de ir a juicio. Y son muchos los Tribunales que cuentan con mediadores profesionales.

En cuanto a los abogados, la “Asociación de Abogados Litigantes”  ha comprobado la mayor aceptación  y que los abogados mediadores cambian la práctica de la abogacía alcanzando acuerdos de mayor calidad. Igualmente, que desde el punto de vista profesional ha sido neutral para los abogados.  Los abogados ya esperan participar habitualmente en un proceso de mediación.

Desde la aceptación de los clientes, a estos les interesa contratar perfil de abogado con preparación en mediación, convirtiéndose en más deseables para ellos. Saben  que a los jueces les gusta.  Las grandes compañías han comprobado las ventajas de la mediación  en términos de coste y de resolución de litigios en el momento adecuado.

Por lo que se refiere a la práctica por los mediadores,  nos quedamos con una recomendación Prepararse-Prepararse-Prepararse”.  La mediación debe ser de calidad y para ello resaltar la necesidad de forjar “confianza” como la capacidad más imprescindible por parte de mediador,  la capacidad de “Escucha” y tres competencias básicas “Paciencia, Flexibilidad y Creatividad”.

Estos consejos y el ejemplo de quienes llevan años de experiencia nos animan a seguir confiando en el trabajo que realizamos cada día.  Gracias Craig. Gracias Thelma.

 

 

   

 

 

    

 

Noticias externas

ARyME
Asoc. europea arbitraje
Solomediación 2.0