Imprimir

Del ladrillo al smartphone y la Mediación

Escrito por Juan Ignacio Acuñas.

Del ladrillo al smartphone y la Mediación

 En 1998, y no fui de los primeros, tuve mi primer teléfono móvil. Un ladrillo que me regalo alguna marca comercial, -porque eso sí, al principio los regalaban- y por 25 pesetas más o menos, cuando no tenía un teléfono fijo cerca, me permitía hablar con quien quisiera.

El 21 de enero del mismo año 1998, se aprobó la famosa Recomendación que da origen al celebrado “Día Europeo de la Mediación”, pero no fue hasta finales de 2002 cuando oí por primera vez la palabra MEDIACIÓN, como medio de resolución extrajudicial de conflictos. Y lo oí como algo que se hacía en América y un libro de un tal Fisher, o algo así, que trataba de ella. Poco más. Al año y medio tuve la posibilidad de asistir a una charla divulgativa que organizaba una asociación, de la que curiosamente y de esas casualidades de la vida, una compañera mía de bachiller era la presidenta. En octubre de 2004, comencé el experto de mediación que la asociación de Sole Romero, Solucion@, organizaba en la facultad de derecho de Málaga y que dirigía y coordinaba Carmen Sánchez. Pasaron dos años y gracias a esto y a los compañeros de la promoción, ya era un convencido de la Mediación. Legitimación, profesionalidad, tiempo y buenas compañías, todo esto hizo falta.

¿Quién no recuerda al principio, cuando el hecho de estar en la calle hablando por el móvil era algo tenido por cosas de un… (ponga usted el adjetivo) Sin embargo, hoy en día, no solo contestamos el móvil cuando vamos caminando, sino que no dudamos en sacarlo y ponernos a llamar a cualquiera para algo urgente o por puro placer, o nos ponernos a wasapear, a jugar, a ver el periódico o el Facebook, a pagar la zona azul,... Y quien no lo hace, ya no piensa que los demás estén…!!

¿Qué ha pasado entonces para que se produzca este gran cambio? Será que nos aporta rapidez, cercanía, que nos ahorra pasos y nos permite estar en varios sitios a la vez,…?  Todos estos beneficios, todas estas ventajas han sido lo que ha ido conquistándonos uno a uno, hasta ser prácticamente una plaga los móviles que hay hoy en España y en todo el mundo. 

Respecto a las ventajas,  beneficios y la Mediación, cada cual saque su conclusión.

Juan Acuñas.