Imprimir

MODELO DE COMPETENCIA EN MEDIACIÓN

Escrito por Antonio Fernández Rojo.

El próximo día 4 de junio, en coincidencia con nuestras “Tardes de Mediación” podremos tener una jornada  en la que nuestra “MaestraTrinidad Bernal, compartirá con nosotros la celebración de sus 25 años de experiencias de mediación.

La podremos disfrutar cortejado por los lienzos de Jorge Senabre quien ha ilustrado todas sus publicaciones sobre mediación es este período. Y como regalo extraordinario que Trinidad nos hace, tendremos una “masterclass” sobre el fruto de su experiencia en estos 25 años:

El MODELO DE COMPETENCIA.

En los cursos de Mediación, aprendemos sobre las tradicionales escuelas y aunque todas ellas tengan en cuenta los distintos aspectos, se diferencian en sus prioridades y aspectos en los que ponen el acento;  el acuerdo,  las relaciones, la comunicación, etc.

En los ya múltiples actos, encuentros y cursos de mediadores, atraemos representantes de distintas escuelas y enfoques que nos van enriqueciendo; enfoque sistémico, justicia restaurativa, resiliencia en mediación, Gestalt y mediación, coaching, etc. 

Debemos, queremos y necesitamos, dar el protagonismo que se merece a este Modelo de Competencia, puramente nacional y que aún es en gran parte desconocido.

En el mundillo de los mediadores, debates y redes se pone sobre la mesa la gran preocupación sobre la Calidad de la Mediación, sobre la formación que se imparte y el poco aporte práctico en dicha formación.  La conclusión es que la Calidad de la Mediación dependerá básicamente de la Calidad del Mediador, de su formación y su praxis.

Pues bien esta es la base del Modelo de Competencia, que se refiere en la competencia personal y profesional en el proceso de mediación,  en donde la creación de confianza entre las partes y el mediador es prioritaria y el elemento más sólido.

La competencia hace alusión a la formación del mediador, sus habilidades negociadoras, su experiencia en el tratamiento de las relaciones interpersonales, en la comunicación, competencia emocional, ética, sinceridad. En definitiva basado en las relaciones entre el Mediador y las partes, y por tanto,  en el que el primer cambio es el del mediador.

Su modelo de trabajo se basa en la confianza en el Mediador, en sus competencias, en la seguridad en lo que hacemos y por qué lo hacemos,  para generar confianza y seguridad en las partes.

El Modelo es la personalidad del Mediador, que se siente seguro.

Os esperamos,  con Trinidad Bernal,  porque como nos dice Mafalda:

Trinidad más que enseñar, nos educa en Mediación porque ella es mediadora.

 Antonio Fernández Rojo, Solucion@

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.
De acuerdo