Imprimir

Reconciliar mediando

Escrito por Antonio Fernández Rojo.

 

A menudo tenemos ocasión de participar en cursos, talleres o conferencias con objetivos formativos. Son una oportunidad de encontrarnos con nuevas miradas, nuevas palabras, nuevos corazones que se suman con entusiasmo por parte del alumnado, que nos confrontan, nos refrescan y nos hace revitalizar nuestra confianza en la mediación.

 

Desde Solucion@ apostamos por las prácticas con alumnos para compartir nuestro trabajo y ayudar a difundir la mediación penal como recurso esencial para la convivencia dentro y fuera de los juzgados.

He tenido la oportunidad de tener un encuentro con alumnado del Máster de Cultura de Paz y de Criminología, en  uno de nuestros  talleres prácticos.

Quizá esperaban una charla, una conferencia con PowerPoint incluido.  Por la experiencia que tenemos en Solucion@ preferimos lanzarlos directamente a la piscina, a chapotear, a mantenerse a flote en medio de un conflicto,  con los socorristas prestando apoyo.

Ha sido de nuevo mágico contemplar como personas muy jóvenes, sin apenas recursos teóricos y mucho menos prácticos, han sacado lo mejor de sí mismas, para presentar un espacio, una mesa, no solo de negociación sino de reconciliación, en un caso de mediación penal y familiar.

Supieron crear un espacio cálido y de calidad, para ayudar a una reconciliación familiar. Demostraron capacidad de crear confianza y contar con  los principios básicos de mediación, voluntariedad, confidencialidad, neutralidad, imparcialidad,  y sobre todo un interés humano para escuchar y promover el diálogo y de mirada al futuro.

 Competencias personales de una calidad excepcional, actitudes mediadoras y aptitudes mediadoras, que han servido a la mesa para que las partes se apropiaran y responsabilizaran de sus relaciones y situaciones de futuro con creatividad. Con Re-Conciliación.

Gracias, os hemos compartido algo de nuestras experiencias y el alumnado nos ha devuelto ilusión y pasión, por la Mediación, que necesita más de competencias personales aprehendidas  que de técnicas aprendidas.

Antonio Fernández Rojo. Solucion@