Imprimir

¿Se puede mediar entre religiones?

 

Tras alegrarnos la Comunidad mediadora del nombramiento del Premio Nobel de la Paz 2019, Abiy Ahmed,  que lleva tantos años trabajando para que sea posible la Paz entre Cristianos y Musulmanes en su país, Etiopía, y en gran parte de África, me gustaría hacer una pequeña reflexión acerca del origen de los conflictos por motivos religiosos y si es posible su gestión a través de la Mediación.

 

A lo largo de los tiempos vemos como las religiones surgen en unos puntos geográficos y a lo largo de la historia se van expansionando, en unas ocasiones unidas a un poder económico político que busca nuevas riquezas, (conflictos de intereses) y en otras ocasiones, dicha expansión será fruto de la búsqueda de nuevos fieles. En la medida que van llegando a otros territorios se pueden encontrar con diferentes criterios de evaluación, de ideas, creencias o comportamiento que se pueden percibir como incompatibles, (conflictos de valores), y en función de cómo de virulento sean esos enfrentamientos, pueden llegar a derivar incluso en guerras.

En la actualidad, en una sociedad globalizada, podemos considerar que las diferentes creencias religiosas pueden estar presentes, en mayor o menor medida a lo largo del planeta, por lo que nuestras propias creencias pueden encontrarse con las de otras personas, las cuales tal como dice el Art 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, tendrán la “libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”. 

La Libertad Religiosa, también es un Derecho Fundamental recogido y protegido en la Constitución Española, garantizándose “la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.”(Art 16.1 CE)

En la medida de cuál sea nuestra reacción respecto a otras creencias o conjuntos de valores diferentes al nuestro, puede o no ser germen de cultivo de conflictos y enfrentamientos, los cuales pueden estar tanto en nuestro trabajo, en nuestro barrio, en la comunidad de vecinos o incluso en nuestra propia familia.

A la hora de gestionar estos conflictos, el mayor hándicap surge al estar las creencias sumamente enraizadas en nuestro propio ser y en ese punto es prácticamente imposible mediar, por lo que, lejos de esa intención y dentro de la Neutralidad y Objetividad que debe primar en los Mediadores, nos vamos a preguntar si es posible trabajar cual será el comportamiento y actitud con personas que profesan otras religiones o creencias diferentes a las nuestras.

 


En este punto, además del trabajo de Abiy Ahmed, a nivel internacional podemos destacar

  • La Orquesta  West Easter Divan. Todo un referente internacional en la defensa de valores como la paz y la tolerancia a través del lenguaje universal de la música, juntando a través de la música a jóvenes de procedencia árabe e israelí.
  • House of One  en Berlín, Alemania  Donde convivirán Musulmanes, Católicos y Judíos, como dicen sus impulsores, más que una casa para la gente que cree en un dios, es una casa para todo el mundo, una casa sobre el mundo que compartimos

Dentro de nuestro entorno más inmediato, aquí en Málaga, crisol de culturas, donde conviven 160 nacionalidades de 14 religiones diferentes, podemos encontrar el Foro de Pluralismo Religioso. Creado como un órgano de participación ciudadana donde el diálogo  y el conocimiento mutuo es su principal objetivo. Dentro de estos objetivos fue un placer poder compartir el acto que organizaron junto a CIFAL  y el Excmo. Ayuntamiento de Málaga el 2 de noviembre, Dia de la Noviolencia , donde estuvieron presentes representantes de 8 religiones diferentes, todos ellos con unos mismos objetivos: La Paz y el Respeto.

 


Por todo ello considero que, si bien respecto a las creencias no se puede mediar, (o es muy difícil), sí es posible trabajar en el comportamiento y actitud que tengamos respecto a las personas que las profesen. De esta forma además aportaremos un pequeño granito de arena para el  cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, (ODS 2030), reduciendo las desigualdades en y dentro de los países, promoviendo sociedades justas, pacíficas e inclusivas y pasando de una sociedad de coexistencia a una que se desarrolle en convivencia.

 

Manuel Angel Gutiérrez Jiménez

Mediador

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.
De acuerdo